FRASES PARA PENSAR.

SE DARÁ TIEMPO AL TIEMPO,
QUE SUELE DAR DULCE SALIDA A MUCHAS AMARGAS DIFICULTADES.

Cervantes en el Quijote.

domingo, 28 de noviembre de 2021

Danos tu paz, Señor.

 

Hoy, primer domingo de adviento, comparto esta canción. La letra es de Víctor Manuel Arbeloa y la música de Juan Antonio Espinosa.

 

Danos tu paz, Señor.

 

La paz que es libertad, la vida siempre abierta

en la casa y la fábrica, en la escuela y la calle.

La paz que es también el perdón que nos libera

de la rabia y la ira, de la envidia y la sangre.

 

Señor Jesús, danos la paz;

danos tu paz, Señor.

 

La paz que es la flor de tu Reino que esperamos

y que hacemos más bello y cercano cada tarde.

Te pedimos la paz y a nosotros nos pedimos,

porque somos hermanos y Tú eres nuestro Padre.

 

Señor Jesús, danos la paz;

danos tu paz, Señor.

 

Si queréis oírla pulsad en el siguiente enlace Danos tu paz, Señor.

Mala semana para ventilar.

Probablemente lo más característico de esta semana será el viento que soplará todos los días, con más o menos fuerza, del oeste y noroeste. Y eso, junto a las temperaturas bajitas, pero sin excesos, provocará una sensación térmica muy molesta. O sea, sensación de frío. Las mínimas más bajitas oscilarán entre 5 y 6, y las máximas más altas entre 18 y 19.

Por lo demás, el cielo estará entre despejado y nuboso, sin llegarse a cubrirse del todo, en principio, ningún día. Y de lluvia, nada, al menos de momento.

Mala semana esta para ventilar y estar al aire libre, que es lo más sano y seguro tal como están poniéndose las cosas otra vez. O sea que a abrigarse bien para mantener ventanas y puertas abiertas pese a lo desagradable del puñetero vientecito.

Esto es lo que hay de momento.


sábado, 27 de noviembre de 2021

En el Día del Maestro.


 

Comparto hoy, Día del Maestro, unas cuantas frases, que he encontrado por internet, de personajes bien diferentes sobre vosotros, los que dedicáis vuestra vida a educar, en la medida que os dejan.

¡Feliz día!

 

“Primero pago a un maestro que a un general”. Pancho Villa.

 

“Si tienes que poner alguien en un pedestal, pon a los maestros. Son los héroes de la sociedad”. Guy Kawasaki.

 

“La función de la educación es enseñar a pensar intensa y críticamente. Formar inteligencia y carácter, esa es la meta de la verdadera educación”. Martin Luther King, Jr.

 

“El trabajo del maestro no consiste tanto en enseñar todo lo aprendible, como en producir en el alumno amor y estima por el conocimiento”. John Locke.

 

“Si estás planeando para un año, planta arroz; si estás planeando para una década, planta árboles; si estás planeando para una vida entera, planta educación”. Proverbio chino.

 

“Los maestros inspiran, entretienen y acabas aprendiendo mucho de ellos aunque no te des cuenta”. Nichlas Sparks.

 

“El porvenir está en manos de los maestros de escuela”. Víctor Hugo.

 

 “Lo que una escultura es para un bloque de mármol, la educación es para el alma humana”. Joseph Addison.

 

“La profesión del educador contribuye más al futuro de la sociedad que cualquier otra profesión”. John Wooden.

 

“Un maestro es una brújula que activa los imanes de la curiosidad, conocimiento y sabiduría en sus pupilos”. Ever Garrison.

 

“Mejor que mil días de estudio diligente es un día con un gran maestro”. Proverbio japonés.

 

“Es el supremo arte del maestro despertar la curiosidad en la expresión creativa y conocimiento”. Albert Einstein.

 

“Todo el que recuerda su propia educación, recuerda a sus maestros, no los métodos o técnicas. El maestro es el corazón del sistema educativo”. Sidney Hook.

 

“Cada niño debería tener en sus vidas un adulto que se preocupe por ellos. Y no siempre es un padre biológico o un  miembro de la familia. Puede ser un amigo o un vecino. A menudo es un maestro”. Joe Manchin.

 

“Todo el orgullo de un maestro son los alumnos, la germinación de las semillas sembradas”. Dmitri Mendeléyev.

 

“La tarea del educador moderno no es cortar selvas, sino regar desiertos”. C.S. Lewis.

Su destino será el nuestro.


Ha sido un día extraño, meteorológicamente hablando. Una mañana soleada y ventosa, como estaba previsto, pero de repente, hacia la hora de comer, una masa nubosa ha entrado por el norte trayendo una leve precipitación (incluso en el momento más fuerte he visto volar algunos copos de nieve arrastrados por el viento) que no ha llegado ni a un litro, un viento muy fuerte y un bajón brusco de las temperaturas, para luego quedarse gris y el viento en calma. Y al atardecer, hacia el norte, se ha vuelto a despejar.

No era desde luego lo previsto, pero me ha gustado. Aunque a veces me equivoque, por muchas agencias de meteorología que consulte, me gusta esa capacidad que tiene la naturaleza de escaparse a nuestro control. Es, después de todo, una cura de humildad que los humanos necesitamos, no ya de vez en cuando, sino todos los días.

Porque como dice el salmo, aunque Dios nos haya dado las llaves de la Tierra, la Tierra no la hemos creado nosotros, ni somos sus amos y señores. Somos parte de ella, y su destino será el nuestro.

viernes, 26 de noviembre de 2021

Actualización fin de semana del 27-28 de noviembre de 2021.

Antipático como el solo se presenta el fin de semana. Y como es natural, esa antipatía solo puede venir de la mano del viento. Un viento del noroeste fuerte, sobre todo el domingo, que unido a las temperaturas bajitas, aunque no en exceso, dará una sensación de frío acusada y desagradable. El sábado se moverán entre los 6-7 y los 15-16, y el domingo, algo más bajitas, entre los 5-6 y los 13-14, más o menos.

El cielo estará despejado o con pocas nubes, y el solecito, donde no sople el viento, muy agradable. Por eso será un fin de semana de “raserets”, o de estufita. También bueno para secar jamones. Y eso sí, en las montañas del norte caerá una buena nevada.

Del lado de los "buenos".


 

Mañana sábado, 27 de noviembre, hay convocada una manifestación en Madrid de Policía Nacional y Guardia Civil entre otros cuerpos de seguridad. El motivo es la Ley de Seguridad Ciudadana que muy hábilmente llamaron ley mordaza para facilitar, ante la opinión pública, su sustitución por otra en cuanto les fuera posible.

El asunto es más serio de lo que parece, y no es un problema solo de la Policía y la Guardia Civil, sino de toda la sociedad, porque en esencia, la nueva ley priva de efectividad muchas de sus actuaciones, dejándoles además indefensos ante la delincuencia, sea del origen que sea; a ellos y a nosotros.

Quien piensa esto es oficialmente fascista, pero como cualquiera que no piense como el régimen dice que hay que pensar parece ser que lo es…, pues me atrevo a seguir.

Ya se han ocupado la mayoría de los medios de comunicación de que creamos todos que es el Gobierno, y no la policía o la Guardia Civil, quien está preocupado por la seguridad de los ciudadanos. Lo que no sé muy bien es cómo, sin ellos, o con ellos maniatados, piensan protegernos. ¿Tendrán poderes? Mágicos quiero decir, porque los otros ya los tienen.

El problema de fondo es el siguiente. Todo ser humano tiene derecho a la legítima defensa, pero para no caer en una especie de “far west”, sin más ley que la del revólver, el ciudadano cede al estado ese derecho para que sea este quien le defienda, quien le proteja, si es necesario utilizando una violencia que debe ser siempre proporcionada a la agresión recibida. Esto es un contrato no escrito, pero esencial en cualquier sociedad que pueda considerarse civilizada.

¿Pero qué pasa cuando la ley protege más al delincuente que al ciudadano y encima priva a las fuerzas de seguridad de herramientas para poder defenderlo? El contrato queda roto unilateralmente, y el ciudadano se siente estafado.

¿Y qué pasa cuando los delincuentes pueden campar a sus anchas, sabiendo que la ley les protege, y que la policía tiene muy difícil hacerles frente? El ciudadano se siente indefenso.

¿Qué hace un policía o un guardia civil cuando un niñato en un botellón, o en un parque, molestando reiteradamente a los vecinos, se le burla en la cara, y él no puede ni tocarlo, pues el susodicho le advierte que si lo toca lo denuncia? Y sus amigachos lo están grabando todo en sus móviles, ¡Ojo! ¿Qué puede hacer? Decirle, “venga hombre, no ves que estás molestando. Sé bueno y vete a casita, que ya es tarde”.

¿Qué hace un policía o un guardia civil cuando le tiran adoquines, queman contenedores o vuelcan coches? Decirles, “nenes no seáis malos; y cuidado con ese adoquín que tengo mujer e hijos”.

Además, si nos fijamos bien, este mismo modelo social es el que se está utilizando en la educación. Hay un paralelismo inquietante entre policías y guardias civiles, y profesores. Y no quiero ahondar más en esto, de momento. Hacedlo vosotros mismos, si os atrevéis.

Cuidado con lo que está pasando, cuidado. O es torpeza, o responde a un plan oculto que no sé a dónde nos quiere llevar. Y no creo que sea torpeza. De hecho, observad cómo muy inteligentemente están subrayando estos días los nombres de personas y partidos que públicamente apoyan la manifestación, para impedir que otros muchos, que militan bajo otras siglas, y que también la apoyarían, se atrevan a hacerlo. ¿Qué han hecho con la libertad de expresión?

Por todo esto y más, el sábado hay que estar del lado de los “buenos”; del lado de la Policía y  de la Guardia Civil, que ahora nos necesitan, y decirlo sin ambages. Aunque en ese lado, y en este momento, haya también gente con la que tienes muy poco o nada en común. Pero diez más diez suman veinte, lo diga quien lo diga; hasta para Satanás 10+10=20.

Porque nos jugamos mucho. Porque más allá de siglas políticas, y del falso y perverso paradigma derechas-izquierdas (tan útil en situaciones como ésta), debemos exigir a quienes nos gobiernan, sean quienes sean, que cumplan su parte de ese contrato por el cual yo he renunciado a coger una escopeta y a liarme a tiros con quien me joda la vida.

jueves, 25 de noviembre de 2021

Golpes de la vida.


Este poema puede resultar confuso en una primera lectura, sobre todo si no se cae en la cuenta de cuál es la clave para entender qué quiero trasmitir.

 

Temo a los golpes de la vida.

cuando son golpes a la Vida.

La Vida es paz,

ante todo paz.

La paz de ser tú mismo,

más allá de convenciones,

más allá de servidumbres,

más allá de vanidades.

La Vida es paz,

Ante todo paz.

La paz que te otorga,

como un regalo,

ser capaz de ir

más allá de ti mismo,

y tener el coraje

de verte desde fuera,

cual si fueras otro.

Contemplarte herido,

y ver que esa herida

en realidad no existe.

No existe.

Estabas confundiendo la vida,

con la Vida.

Esa otra, la otra,

casi siempre oculta,

callada, quieta.

Esperando que un día

la descubras en tu fracaso,

en tu desengaño,

en tu soledad.

Y te des cuenta,

por sorpresa,

sin esperarlo,

que ella, la Vida

 ha estado siempre ahí,

esperándote en silencio,

para ser la paz

que necesitas

como el aire.

Por eso temo,

No a los golpes de la vida,

sino a los golpes a la Vida.

 

¿Cuál es la clave? La palabra vida con mayúscula o con minúscula. No habla de lo mismo. Vida con mayúscula no se refiere a lo mismo que vida con minúscula. Con este dato se puede volver a leer y entender mejor qué quiero decir esta bonita mañana, por fin soleada, tras unos días tristones, de lluvia, pero muy bien recibida.

J.Q.S.